La fuerza del corazón. Enamorarse.

 

Cuando te enamoras, no lo notas, pero te vuelves idiota. ¿Identificado con esta frase? ¿Has estado alguna vez enamorado y te has vuelto idiota?¿Has experimentado alguna vez esos cambios fisiológicos que se sienten al estar enamorado?

Cuando nos enamoramos producimos más hormonas como la dopamina, la serotonina y la melatonina responsables del placer y la motivación que es lo que hace que tu estado de ánimo cambie. Empiezas a entrar en un estado de felicidad permanente.

Desde el punto de vista fisiológico, los órganos productores de hormonas junto con el cerebro originan ese estado que tantas veces hemos oído “siento mariposas en el estómago”. Este cosquillo lo provoca una hormona que se llama cortisol o también “la hormona del estrés”. Se nos acelera el corazón, aumenta nuestra presión arterial, nuestra sudoración y se producen los movimientos peristálticos intestinales, lo que coloquialmente llamamos “mariposas en el estómago”. Sin ningún lugar a dudas, tu cuerpo y tu mente cambian por completo, de ahí que te vuelvas un poco “idiota”. Vives en un estado permanente de felicidad y excitación. Ésta es la fuerza del corazón. Algo tan bonito y que te llena de tanta vitalidad y energía que te sientes invencible.

¿Te sientes identificado con lo que estás leyendo? ¿Has estado enamorado alguna o más de una vez?. Estoy segura que el sólo hecho de recordar cuando te enamoraste te ha hecho producir más hormonas de dopamina y sentirte feliz sólo de recordar esos momentos.

Por el contrario, ¿no te sientes identificado con esos cambios fisiológicos y esos efectos de estar enamorado?, entonces, siento decirte, que no has estado enamorado todavía. Eso no significa que no puedas enamorarte hoy mismo, pero hasta ahora no has experimentado lo que es enamorarse. Lo más extraordinario del amor es que es omnipotente, todo es posible, todo lo puede, en el momento menos inesperado, más desapercibido tu glándula suprarrenal empieza a crear cortisol como una loca. Es indudablemente lo más bonito que tiene, no se puede controlar, no se puede medir, sólo se siente.

Obviamente un estado de enamoramiento, no puede durar toda la vida, nuestro cuerpo no podría soportarlo. Este estado es una primera base para descubrir todo lo que esconde el amor, todos sus encantos y sus desengaños. Cree en el amor, en sus poderes “sobrenaturales”. Cree en la fuerza del corazón.

Si necesitas ayuda. Estoy a tu disposición

Contacta conmigo