La comunicación con tu pareja

Recientemente en una sesión de coaching, mi coachee hablaba de la buena comunicación que hay entre su pareja y ella.

– Tenemos una muy buena comunicación. Podemos hablar de todo y no enfadarnos. Pasamos el día juntos, hablamos de nuestras cosas. No nos solemos enfadar, nunca nos faltamos el respeto.

– ¿Cuándo fue la última vez que os enfadasteis?

– Hace aproximadamente 2 años y fue por una menudencia.

No te voy a mentir, me quedé perpleja. No podía pensar que en los tiempos que corren haya matrimonios que no discutan. Además de quedarme perpleja, el escepticismo se apoderó de todo mi ser. ¿Por qué soy incrédula?

¿No es lo ideal, no discutir?

Vamos a dejar los términos claros. Lo ideal, lo sano, lo modélico, lo ejemplar, lo que cada uno debe exigir en una relación es…

Que haya respeto mutuo

Pero no estar de acuerdo en diferentes aspectos de la vida, enfadarse o discutir es tan necesario en una pareja como el aire lo es para nuestros pulmones.

Os hablaré un poco de recientes estudios que verifican que aunque tendemos a pensar que el enfado es una emoción negativa también tiene su parte positiva. “The upside of Anger: 6 Psychological Benefits of Getting Mad” publica los seis beneficios que nos puede brindar enfadarnos en un momento dado.

1. El enfado es una fuerza que ayuda a la motivación: Investigaciones señalan que el enfado en general nos ayudar a motivarnos más y a conseguir los objetivos que queremos. Todos nos hemos visto alguna vez en la tesitura de enfadarnos y decir “Esto lo consigo porque lo digo yo, como me llamo Pedro García”.

2. La gente que se enfada con más frecuencia son más optimistas: EL enfado es sinónimo de disconformidad, la disconformidad te crea querer conseguir una conformidad en tu vida. Estás enfadado porque crees que es posible un cambio, por tanto eres más optimista.

3. Los enfados, las discusiones benefician nuestras relaciones sociales: Cuando escondemos nuestra ira o nuestro enfado con las personas que queremos puede ser muy perjudicial ya que tu pareja no sabe que ha hecho algo que te ha sentado mal. No les das oportunidad a cambiar esa conducta que te ha enfadado. El enfado definitivamente puede hacer una relación más fuerte y puede aportar muchos beneficios.

4. El enfado te hace analizar tu persona: El enfado te puede ayudarte a ver qué cosas en ti tienes que cambiar y por qué cuando te enfadas.

5. El enfado reduce la violencia: El enfado es una señal previa a un acto de violencia. Es una señal de alarma para intentar cambiar la situación antes de llegar a la violencia.

6. El enfado es una estrategia de negociación: Muchas personas utilizan un enfado inteligente para conseguir sus objetivos.

Estos son los beneficios del enfado. No hace falta que nos basemos en estudios e investigaciones para entender que un enfado moderado nos puede beneficiar en muchos aspectos de nuestra vida. A nivel de pareja, es primordial, enfadarse. Es necesario. Te ayuda a crecer juntos en una dirección. Te ayuda a expresarle a tu pareja cómo te sientes y que, así, ella te pueda ayudarte.

Este artículo es para usar nuestro sentido común del filósofo Michael Foucault. Enfadarse de vez en cuando es necesario, estar enfadado y mantener disputas diariamente es absurdo, insano y una pérdida de tiempo.

Si necesitas ayuda. Estoy a tu disposición

Contacta conmigo